29 Abr

En Antioquia existen en este momento ocho instituciones de educación superior con Acreditación Institucional de Alta Calidad.

Pero… ¿qué es eso de acreditación. En qué beneficia ese título a los estudiantes o futuros profesionales?

Acreditarse es un proceso que las universidades realizan de manera voluntaria ante el Consejo Nacional de Acreditación (CNA). Proceso que indica que la institución realiza con calidad todos sus procesos: desde la parte académica pasando por las actividades administrativas hasta su funcionamiento.

Un trabajo de largo aliento que puede llevar varios años realizar para llegar a feliz término.

“Normalmente, la Acreditación institucional puede tardarse unos cuatro años. Todo depende de la madurez y desarrollo de la universidad”, explica Álvaro Gómez, director de planeación de la Universidad Pontificia Bolivariana.

Paso a paso
En primera instancia, la institución debe realizar una autoevaluación que le permita conocer dónde están sus fortalezas y en qué temas necesita mejorar.

Luego y antes de intentar una acreditación institucional, se debe acreditar en calidad un número determinado de pregrados y así buscar el proceso completo. Un trabajo que es acompañado por pares académicos que en sus visitas realizan las evaluaciones.

“Las instituciones de educación superior primero recorren el camino de acreditar con alta calidad programas académicos. Después, cuando sus procesos de mejoramiento continuo y resultados en docencia, investigación y proyección social son sólidos se someten al proceso de acreditación de la institución como un todo”, sostiene José María Maya, rector de la Universidad CES, institución que en febrero recibió la acreditación institucional por seis años.

Una labor dispendiosa que debe renovarse, pues el CNA la entrega por un tiempo, para que luego la universidad realice de nuevo la carrera con sus pares académicos y mostrar que se mantuvieron en las fortalezas iniciales y que mejoraron en los procesos que estaban más débiles.

¿Por qué es importante?
Agrega Maya que acreditarse es dar fe. Es un testimonio que da el Estado sobre la calidad y una labor en la que deben estar comprometidos todos los actores: desde la rectoría hasta los estudiantes y personal administrativo.

“Es comprometerse con un proceso de mejoramiento continuo para ir alcanzando estándares de calidad crecientes, consistentes y comparables con instituciones pares a nivel nacional e internacional”, explica el rector.

Además, acreditarse es un trabajo que necesita de gran inversión tanto monetaria, como la mejoría en infraestructura educativa como académica en la búsqueda de comunidad docente más calificada y con mayor producción científica.

Temas en los que los estudiantes se verán beneficiados, pues estarán seguros de que la educación que se les imparte tiene los mejores estándares. Además, hacen más homologables sus títulos cuando terminan sus estudios.

Compromiso
La última institución acreditada por seis años en Antioquia fue el Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM), que se convirtió, además, en la primera institución universitaria del país en recibirla.

Vale recordar que en educación superior, Colombia se divide en: universidades, instituciones universitarias, instituciones tecnológicas e instituciones técnicas profesionales.

Allí, en el ITM, el trabajo fue apoyado desde el gobierno municipal que, como indica la Vicealcaldesa de educación, cultura, participación, recreación y deporte, Claudia Restrepo, tuvo desde el plan de desarrollo incorporado los indicadores de calidad para las tres instituciones de educación superior del municipio.

“Esto nos permitió inyectarle recursos para aumentar la planta docente, el número de doctores y construir el Parque I, que es el centro de alta investigación del ITM”, indica Restrepo.

En Antioquia siguen los procesos de acreditación. En el momento instituciones como el Pascual Bravo, a la cabeza de su rector Mauricio Morales, vienen en procesos de acreditación de programas, lo que alienta a las demás instituciones de educación superior a seguir mejorando para llegar a la calidad.

Este contenido ha sido publicado originalmente en el Colombiano en la siguientedirección: http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/L/la_acreditacion_es_un_salto_hacia_la_calidad/la_acreditacion_es_un_salto_hacia_la_calidad.asp